Mis Juegos Olímpicos


Canotaje en Slalom Olímpico

El  canotaje en slalom o piragüismo en eslalom es una disciplina cuyo objetivo consiste en recorrer en el menor tiempo posible y con la menor cantidad de penalizaciones o infracciones, sobre un kayak o una canoa, un canal artificial de aguas bravas o turbulentas, cuya dificultad técnica se aumenta mediante puertas de paso obligado y zonas de pasaje. 

Canotaje en Slalom Río 2016

Estadio de Canotaje en Slalom en Río 2016

Una de las instalaciones más complejas de los juegos Olímpicos de Río 2016, el Estadio de Canotaje Slalom tiene 25 millones de litros de agua distribuidos en dos canales en forma de correntada: uno para las pruebas propiamente dichas de 250 metros de largo, el otro utilizado para entrenamientos de 200m.

El Canotaje Eslalon surgió en Suiza, en 1932. La inspiración fue la prueba de mismo nombre del esquí en la que los participantes bajan por un recorrido predeterminado, con puertas que deben ser cruzados, solo que, en vez de nieve, el escenario es un río de aguas turbulentas y algunas de las puertas deben ser franqueadas contracorriente.

Las pruebas en canoas son individuales o dobles, mientras que en los kayaks hombres y mujeres compiten individualmente.

Así como en las pruebas de velocidad, se identifica cada tipo de embarcación por una letra —C para la canoa, donde los atletas utilizan palas con una sola hoja, y K para el kayak, donde los competidores utilizan palas de hojas dobles—. Para mejor atender al público, y a la retransmisión de televisión, siempre han sido disputadas las pruebas de Eslalon en los Juegos Olímpicos en pistas artificiales o semiartificiales.

Cada competidor debe franquear de 18 a 25 puertas suspendidas de alambres y que se distribuyen a lo largo de un recorrido de 300 m. Hay un orden numérico y una indicación de dirección —a favor o contracorriente— para cada una de las puertas, que deben ser obedecidos. El trayecto de la competición consiste en dos mangas cuyos tiempos se suman. Hay penalizaciones que añaden tiempo al conteo final de cada competidor.

Seguridad en el piragüismo en slalom

Los palistas van provistos de casco, chaleco y cubrebañeras aprobadas por el comité olímpico. Las embarcaciones han de tener flotabilidad neutra, y estar provistas de asas a proa y popa para poder recuperarlas ante cualquier eventualidad.En todas las competiciones la organización dispone de un equipo de personas dedicado exclusivamente a garantizar la seguridad de los participantes en las aguas turbulentas

canotaje en slalom olímpico