Mis Juegos Olímpicos

Inicio

El voleibol sentado es una variante de voleibol para atletas en situación de discapacidad. Fue incorporado en 1980 durante los Juegos Paralímpicos de Arnhem

El juego y la técnica es la misma que la de voleibol, solo en los aspectos relativos a la movilidad de los jugadores cambia alguna regla y dimensión. Se exige a los jugadores que conforman el equipo unos grados de discapacidad mínimos.

Los jugadores tienen que permanecer sentados, manteniendo la pelvis en contacto con el suelo, y la elevación en el momento de jugar el balón es falta.

El campo y las distintas zonas coinciden con las de voleibol, solo por sus dimensiones:

  • 10 m de largo y 6 m de ancho.
  • La línea de ataque se adelanta a 2 m de la red.
  • La altura de la red es menor: 1,15 para hombres y 1,05 mujeres

Historia del voleibol sentado

El voleibol sentado (voleibol para discapacitados, voleibol adaptado o voleibol paralímpico) se originó en Holanda en la década del cincuenta como una mezcla entre el voleibol y un juego tradicional alemán llamado Sitzball que se juega sentado y sin red.