Mis Juegos Olímpicos

Inicio

Luchar es una de las actividades deportivas más antiguas.

Mucho antes de ser considerada como un deporte, la lucha tenía el concepto básico de defensa y de ataque, en el sentido de demostrar superioridad en un enfrentamiento.
Existen registros de luchas en prácticamente todas las eras de la humanidad, pasando por babilónicos, egipcios, japoneses, chinos, griegos y romanos, desde miles de años antes de Cristo hasta la fecha.
En 1848, el soldado francés Jean Exbroyat creó la primera gira oficial de la lucha y estableció la regla que prohibía cualquier contacto por debajo de la línea de la cintura.Llamó al estilo flat hand wrestling (“lucha con las palmas de las manos”).
La influencia del estilo llegó a otras partes del continente europeo.

El mejor Luchador de todos los tiempos

El mayor nombre de la historia de la lucha grecorromana es el ruso Alexander Karelin.Más que eso, el luchador ostenta una de las hazañas más impresionantes del deporte en general. De 1987 a 2000, Karelin – también conocido con el Oso de Siberia, el Experimento y Alexandre, el Grande – ni siquiera perdió una lucha.
En ese período, ganó diversos títulos mundiales y europeos, además de haber conquistado tres medallas de oro en los Juegos de Seúl-1988, Barcelona-1992 y Atlanta-1996.En Sídney-2000, Karelin llegó a la final en búsqueda de la cuarta medalla de oro, pero su increíble invencibilidad llegó a su fin.
El responsable de esta hazaña fue el norteamericano Rulon Gardner. En la gran final olímpica de los superpesados, el ruso de 1,91m y el norteamericano de 1,92m protagonizaron un duelo muy equilibrado, vencido por Gardner por el marcador mínimo: 1 a 0. El resultado hizo con que el norteamericano fuese recibido con fiesta en su país, como héroe nacional.

Objetivo de la Lucha Grecorromana

El objetivo de la Lucha Grecorromana es inmovilizar al adversario con los dos hombros contra el tapiz, utilizando exclusivamente los brazos y el tronco. Las seis categorías son divididas por peso: hasta 59 kg es la más ligera, y hasta 130 kg la más pesada. No existe la modalidad femenina en esta disciplina.Los combates ocurren sobre un tapiz sintético de 12 x 12 m y el área de combate es de 9 m de diámetro.
Se disputan las luchas al mejor de tres periodos, de 2 minutos cada una, y caso no sea inmovilizado ningún contrincante de espaldas en el suelo, la decisión cabe a los jueces, que asignan puntos según las técnicas efectuadas por cada luchador.
Se utiliza el sistema de eliminación directa en las competiciones y los dos vencedores de cada lado del grupo se enfrentan por la medalla de oro. Los luchadores derrotados por los finalistas en cualquier fase del torneo forman dos grupos de repesca y los vencedores de estos combates se llevan el bronce.