Mis Juegos Olímpicos


Atletismo en los Juegos Paralímpicos

El atletismo en los Juegos Paralímpicos, al igual que en los juegos olímpicos, forma parte del programa desde la primera edición, en Roma 1960.

Es practicado por atletas con discapacidad física o visual.
Hay pruebas de carrera, saltos y lanzamientos, tanto en femenino como en masculino.

Los competidores se dividen en grupos de acuerdo con el grado de discapacidad constatado por la clasificación funcional.
En las carreras, los atletas con discapacidad visual más alta pueden ser acompañados por guías, ligados a ellos por una cuerda.

Ya entre los discapacitados físicos, hay carreras con el uso de prótesis o en silla de ruedas.

Modo de disputa del Atletismo en los Juegos Paralímpicos

El programa de atletismo en los juegos paralímpicos es similar al de los Juegos Olímpicos.
Los atletas corren distancias que van de 100 a 5.000 metros en pista.En campo, hay competiciones de saltos y lanzamientos, también tenemos el maratón.

Existen pruebas para atletas con discapacidades visuales, intelectuales y físicas; cada una de ellas con clasificaciones funcionales para garantizar la igualdad entre los competidores.

Debido a la clasificación de los atletas, el nombre de las pruebas es seguido de un código (letra + número).

En una competición de pista, se utiliza la letra T (del inglés track).
La letra F se utiliza para pruebas de campo o salto (del inglés field).

La numeración indica el grado de discapacidad del deportista:

  • 11 a 13 – deportistas ciegos y con discapacidad visual
  • 20 – atletas con discapacidad intelectual.
  • 31 a 34 – participantes con parálisis cerebral en silla de ruedas
  • 35 a 38 – participantes con parálisis cerebral andantes
  • 40 a 47 – discapacitados físicos con afectación en alguna extremidad o con falta de ella
  • 51 a 57 – comprenden a corredores en silla de ruedas o lanzadores que compiten sentados.